Pueblos Misionales


San José de Chiquitos PDF Imprimir E-mail

El templo

Se atribuye al Hermano Bernabé Domínguez la construcción de la iglesia a principios del siglo XVIII con sus 50 varas de largo y 12 de ancho con sus dos capillas. La estatua de San José fue traida de Perú y los lienzos de los altares laterales desde Cuzco.

{gallery}sanJose{/gallery}

La Capilla Miserere pudo haberse construido en 1740, la torre en 1748, el colegio de 1754 y luego se abrieron los cimientos para la fachada que se estima probablemente fue concluida en el periodo postjesuítico.

La iglesia de San José era una de las mejores ornamentadas. Su altar mayor todo dorado con un crucifijo de marfil. Tenía una capilla a la altura del tercer tramo desde el ingreso del templo, que estaba dedicada a los difuntos. El coro tenía tres órganos  los altares colaterales también eran dorados y coloreados con flores.

Cuando los Jesuitas fueron expulsados, los retablos y el púlpito de madera tallada ya estaban terminados.

Hacia fines del siglo XIX el templo estaba desmantelado e incluso en 1930 se planteó su demolición y remplazo, peor la enérgica acción el Padre Godofredo Prender posibilitó la recuperación del conjunto.

 


Historia de San José de Chiquitos

El pueblo de San José fue fundado en 1698 por los Padres Felipe Suárez y Dionisio Avila, nombrado así para homenajear al benefactor de la Compañía e Jesús, Don José Campero, Marqués del Valle del Tojo, y cuya ayuda había sido importante para la fundación del Colegio de Tarija. El poblado fue localizado en un lugar cercano a un sitio próximo al asentamiento de San Lorenzo de la Barranca.

En 1745 tenía 2.375 habitantes que estaban a cargo del Padre Bartolomé de Mora. Algunos de los pueblos que lo conformaban, como los indios piñocas, penoquis, tapuis y cahamaros, fueron trasladados para fundar el pueblo de Santiago.


Datos sobre la actual San José de Chiquitos

San José de Chiquitos, capital de la provincia de Chiquitos del Departamento de Santa Cruz,  Bolivia, está situado a 289 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Se encuentra a una altitud de 280 metros sobre el nivel del mar. Presenta un clima subhúmedo seco, su temperatura media es de 25,4ºC con una precipitación pluvial de 1.024,2 mm. Tiene una población de 18.237 habitantes, mayoritariamente de origen chiquitano y ayoreo, y del occidente de Bolivia. Sus principales actividades económicas son la ganadería, agricultura y el turismo.

Sus principales atractivos turísticos son: su templo de origen jesuítico, la celebración de la Semana Santa, Carnaval y Día de la Tradición, la Serranía de San José con sus miradores, el Parque Nacional Santa Cruz La Vieja, y los templos de San Juan Bautista. La fiesta patronal de San José es una manifestación cultural religiosa muy rica y expresa a través de los diferentes ritos el encuentro de la cultura chiquitana con la religión católica.

 
San Miguel Arcangel PDF Imprimir E-mail

El Templo

La construcción del templo tuvo su inicio el año 1748 y fue inaugurada oficialmente el año 1760, sin estar aún terminado su monumental Altar Mayor. Esta obra sigue la topología del Padre Schmid, consta de tres naves y 16 columnas, en este caso también tenía arcos de madera, aparte de los de ladrillo del presbiterio, un alero principal se encarga de la protección de la fachada,  galerías a ambos lados de las paredes laterales y techo, que originalmente fue de madera, güapá, teja y barro.

{gallery}sanMiguel{/gallery}

Las ventanas del templo tenían vidrios, que se conservan en un 60% y en el interior, había un Altar Mayor de escultura, bien labrado que el Padre Schmid había realizado entre los años 1765 y 1766. Esta obra quedó inconclusa, pues el sagrario estaba sin dorar, en el momento de la expulsión de los religiosos; lo mismo sucedía con los laterales.

El dorado de estos altares fue concluido en 1783 por el maestro Antonio de Rojas, para lo cual en 1767, habían preparado 1.000 libras de oro para estos menesteres. El Templo de San Miguel tenía 7 cuadros grandes y 6 pequeños, y en la sacristía había 14, y cuadros confesionarios labrados en madera.

La decoración se encuentra en las abundantes pinturas murales; La única Iglesia que nos muestra 4 m2 de pintura original, sus figuras fueron encontradas en la séptima capa de blanqueado, gracias a este hallazgo se tiene el conocimiento cabal de cuales son los compuestos de esta pintura y de sus formas, que también aparece en el colegio y la utilización de la madera policromada, y en los suelos cerámicos, formando dibujos geométricos.

Es necesario decir que la construcción contaba con un pórtico con estatuas, delante de la fachada, que cayó en el siglo XIX. En el año 1979 fue declarado monumento histórico nacional pese a su avanzado estado de deterioro, año en que también se inicia la reconstrucción por el arquitecto Hans Roth, P. Godofredo Trenker y los constructores: Luis Falkinger y Froilán Céspedes entre otros, por gestiones de Monseñor José C. Rossemhamer, ante los familiares del pionero constructor, el Suizo Martin Schmid de la Compañía de Jesús y financiada por el gobierno  de Austria y Suiza , reinaugurándose en el año 1983.

Una curiosidad para mencionar en este templo es que su nivel, está situado en una pequeña colina de 1,5m. de altura sobre el nivel de la plaza, desde donde se inicia el camino de la exaltación.

La grandeza de estos templos no es tanto su dimensión métrica, sino la riqueza cultural y artística que sembró esa gente valiente dedicada a Dios, fundaron pueblos, hicieron una patria en plena selva desconocida e inhóspita; que merecidamente han sido declaradas “Patrimonio Cultural de la Humanidad”.


Historia de la Misión San Miguel Arcangel

La Reducción de San Miguel nació de la necesidad de dividir el Pueblo de San Rafael, donde se habían aglomerado más habitantes de los que pudieran vivir tranquilamente. Es así que el 29 de septiembre de 1721 los Padres Jesuitas Felipe Suarez y Francisco Herbas fundaron la Misión de San Miguel Arcángel, acompañados de los indios: pequicas, guazorocas, tarabicas, parachacas, tarabacas, guarayos, saracas y chamocos.

El proceso de aculturación fue rápido, debido al plan de acción que llevaron a cabo los  misioneros. Se construyeron viviendas, estas eran amplios galpones con divisiones para cada familia, patios colectivos, etc. Cada nacionalidad vivía separada bajo la dirección de un Cacique quién rendía cuentas al misionero. Pronto los indígenas chiquitanos mostraron su inclinación hacia el arte musical y el talento imitativo, por lo que se logro consolidar excelentes coros y se adaptaron danzas paganas a la nueva realidad misional, dándole mayor énfasis para niños y jóvenes. Con instrumentos fabricados por el Padre Schmid y reproducidos por los indígenas se organizó la pequeña orquesta polifónica que amenizaba, junto al grupo coral, los oficios divinos dándoles mayor solemnidad. Así nació la primera escuela de música, donde los niños y jóvenes fueron introducidos en el mundo de la armonía y la notación musical. Primero, canciones populares sencillas, y después obras solemnes, como Zípoli y otros.

Siendo los Chiquitanos muy buenos artesanos, muy pronto hubo en San Miguel: carpinteros, herreros, zapateros, curtidores, torneros, fundidores, escultores, pintores, tejedores, sastres, etc. Los trabajadores agrícolas tenían a su cargo la producción de cereales para su alimentación, las mujeres, se ocuparon de los textiles, los artesanos y constructores se encargaban del material para la construcción de obras, tales como el majestuoso templo en honor al Arcángel San Miguel.

Sería el 26 de febrero de 1767, cuando el Conde de Aranda consigue la pragmática sanción de expulsar a los jesuitas, debido a que la compañía de Jesús era objeto de discordia por sus bulas y cédulas reales especiales, que exoneraban de tributo a las “reducciones”, así como también por la forma tan peculiar de ser y actuar, diferente de las demás órdenes religiosas. Las misiones Chiquitanas que habían llegado a ser ejemplo de vida comunitaria, productiva y organización perfecta quedaron libradas a su suerte, produciéndose el caos, la confusión y el desconcierto en cada uno de sus habitantes, muchos de los cuales, al no existir la guía del “Tatita – Cura”, optaron por volver a la vida nómada, más aún, por los abusos y atropellos de que fueron objeto por parte de los colonizadores blancos, quienes servían al monopolio mercantil de los corregidores. San Miguel Arcangel perdió su condición de centro principal de abastecimiento de las demás Misiones Jesuíticas, y capital y residencia del gobernador de chiquitos, el cual se trasladó a Santa Ana.

El 17 de julio de 1831 visitó la Misión el francés Alcides Dòrbigny y fue recibido por el Gobernador Don Marcelino de la Peña; en su libro “Viaje a la América Meridional”, estimó una población de 2.500 habitantes, todos de raza “chiquitana”, divididos en seis secciones, que hablaban el mismo idioma, también hace referencia a una estatua de San Miguel Arcángel, patrono de la misión que había sido esculpida en Roma. De acuerdo a datos históricos dicha estatua, de un San Miguel moreno fue llevada a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra para un retoque y nunca más regresó, al igual que otra más pequeña del llamado “Niño Alcalde”.

Su población fue decreciendo enormemente, llegando a la época de extrañamiento de los padres, con menos de la mitad de su población. En la época de la Administración española se advierte una recuperación demográfica continua, convirtiéndose este pueblo junto a San Ignacio, en el más poblado de Chiquitos, en la primera mitad del siglo XIX.


Datos sobre San Miguel de Velasco

San Miguel de Velasco es capital de la segunda sección municipal de la Provincia Velasco. Tiene una extensión aproximada de 10.000 km2 y una población de 13.000 habitantes. El municipio está dividido en dos cantones: San Miguel y San Juan de Lomerío. La actividad principal es la explotación maderera, la producción agrícola-ganadera en diferentes comunidades y la producción artesanal.

 

 
San Ignacio de Loyola PDF Imprimir E-mail

El Templo

La primigenia obra se comenzó el 31 de julio de 1748, con 18 columnas de madera, es decir un tramo más que el resto de las construcciones hechas por Schmid, todas ellas, labradas a lo salomónico, y pintadas con colores ordinarios. Tenía 4 arcos de ladrillo en el presbiterio, y 14 ventanas, de las cuales cuatro tenían vidrios, el resto postigos de madera.

{gallery}SanIgnacio{/gallery}

El altar mayor se organizaba en cuatro columnas de ladrillo pintadas, y tres calles, lo que indica que el padre Schmid no alcanzó a realizar el nuevo altar. Contaba también con dos retablos colaterales, dos órganos en el coro, y un púlpito de tabla y escalera.  Se sabe también, que el interior estaba todo pintado con moldura de barro. También el altar mayor al igual que los colaterales, estaba dorado y perfilado. En el cuerpo de la iglesia había escaños para los jueces indios y una pila de bronce, y depósito  de guardas anchas. En la sacristía había un nicho con un Señor atado a la columna, dos Cristos, 8 cuadros grandes de lienzo, y 19 estampas de papel, además del aguamanil de estaño y bellas cajoneras de madera.

Después de dos incendios sufridos en este pueblo, en un inventario ya se hace mención al retablo actual, una construcción de tres cuerpos y tres calles con numerosas columnas doradas y ocho nichos con esculturas de muy buena factura. No serian solo estos, los avatares que tendría que soportar esta construcción, pues en el 1948, amenazaba ruina y peligro para los fieles, así que la iglesia fue demolida. Posteriormente en Julio de l año 2000 consluyó la edificación de una nueva iglesia siguiendo al pie las directrices de la antigua y rescatando todos los enseres y retablos con los que contaba la antigua construcción, y así se conserva hasta el día de hoy.

En 1967 Monseñor Rossenhammer construyó una nueva iglesia al estilo europeo, ajeno a la tradición chiquitana y jesuítica - colonial. Posteriormente en 1998 el obispo Monseñor Carlos Stetter inició la obra de reconstrucción de la iglesia jesuítica que había sido construida en 1748, en base a las fotografias de don Plácido Molina, don Hans Ertl y de los Padres Franciscanos Pio Waldthaler y Agustín Harrer. Con solo 4 años de labores en el año 2000 concluyó la re-edificación de la nueva iglesia siguiendo al pi las directrices de la antigua y rescatando todos los enseres y retablos con los que contaba la antigua construcción. Fue bendecida el 31 de julio de 200, con la presencia del Nuncio Apostólico en Bolivia, del Arzobispo Monseñor Julio Terrazas, Monseñor Antonio Eduardo Bösl (Vicariato Ñuflo de Chávez) y del Presidente de la República General Hugo Banzer, y de delegados de todas las parroquias de la Diócesis de San Ignacio de Velasco


Historia de la Misión San Ignacio de Loyola

La llamada nación de los Chiquitos, estaba formada por aproximadamente 36 tribus, las cuales  con el tiempo y con la acción integradora de los jesuitas, hablarían todas el mismo idioma: Besiro o Chiquitano.

En 1724 fue fundada la Reducción de San Ignacio de Zamucos, dejó de existir en 1745, lo cual dio oportunidad de erigir una nueva Reducción. Es así que cuando fue destruida San Ignacio de Zamucos con el consiguiente abandono de los misioneros, en 1748 el Padre Miguel Streicher reconcilió a los sobrevivientes de los Zamucos con los Ugarones y fundó una nueva Reducción ubicada a ocho leguas al norte de San Miguel Arcangel. Le puso el nombre de San Ignacio de Loyola, hoy San Ignacio de Velasco, capital de la Provincia Velasco. Este fue el punto de partida de una gran iglesia, la más grande y ostentosa de toda la región. El Padre Martin Schmid diseñó el retablo de su templo que tuvo fama de ser el más hermoso de los retablos de la Chiquitania.

La agricultura era la base de la economía de la Misión, para ello construyeron lagunas y represas para satisfacer sus necesidades de agua. Así mismo crearon todo un sistema de talleres para cubrir los oficios y necesidades de la comunidad, de esta forma aparecieron cada vez más casas, pues la población iba creciendo. Así pasaron años de progreso en la Misión San Ignacio de Loyola cuando en 1767, sucedió un acontecimiento de trascendencia continental: el Rey Carlos III decretó el 27 de febrero de dicho año la expulsión de todos los Jesuitas de los dominios españoles, los cuales hasta el 18 de abril de 1768 abandonaron el territorio.

Posteriormente correspondió al Coronel Aymerich, a nombre de la Corona de España y para suerte de la futura Bolivia, el conservar la Misión con sensatez y clarividencia, preservando por sobre toda la institucionalidad dejada por los Jesuitas. En 1805 consigue la capitalidad, aprobada por el Rey, en el nuevo plan de gobierno. Don Francisco Javier Velasco, fue nombrado administrador y secretario, su labor seria sumamente importante, pues a su costa se reconstruyó la mayoría de la Misión, que había sido destruida en un incendio dos años antes.


Datos sobre la actual San Ignacio de Velasco

La actual San Ignacio de Velasco, fue creada por Ley de la República el 12 de octubre de 1880. Lleva su nombre en honor al funfador de la Compania de Jesús y los misioneros Jesuitas que han fundado los pueblos misionales de chiquitos. Es la capital de la Provincia Velasco en el Departamento de Santa Cruz, enclavada en una cálida región con temperaturas promedio anual que oscilan entre los 28 y los 32 grados centígrados. Se encuentra ubicada a 456 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz. Su actividad económica se centra principalmente en el recurso forestal, la ganadería, la producción de café y el turismo. Cuenta con una población que se aproxima a los 35.000 habitantes.

Su gran riqueza son las 121 comunidades rurales ubicados en todo el territorio del municipio de San Ignacio. 

San Ignacio de Velasco es la puerta de entrada al Parque Nacional Noel Kempff Mercado, situado al Norte de la Provincia en la frontera con Brasil, declarado también por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad por su gran biodiversidad.

 
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>

Página 2 de 2

Usuarios

Tenemos 3 invitados conectado

Contador de Visitas

mod_vvisit_counterHoy11
mod_vvisit_counterAyer104
mod_vvisit_counterLa Semana580
mod_vvisit_counterEl Mes2397
mod_vvisit_counterNº Visitas255585